«Queremos tener tiempo para tener tiempo»

«Queremos tener tiempo para tener tiempo»

Los pasados 25 y 26 de febrero, nuestro proyecto SaludFem pudo volver a tener la oportunidad de adentrarse en la realidad de la provincia de Granada de la mano de las mujeres de las comarcas de Guadix, Baza y Huéscar. En estos sesiones quisimos ponernos las batas de doctoras y realizar una sesión informativa donde analizamos y clasificamos algunas situaciones, condiciones y enfermedades más frecuentes en mujeres para así comprobar si existen o no diferencias tanto en la investigación, como en el diagnóstico, abordaje y tratamiento del género en salud.  

Para ello, en un primer momento, realizamos una dinámica donde unimos nuestras voces y nuestros cuerpos para reflexionar sobre las sesiones anteriores, expresar las emociones que van surgiendo con el proyecto, así como los deseos y expectativas para los próximos encuentros. “Aprender a valorar lo que ya tenemos” y “acceso a nueva información” fueron las conclusiones más repetidas sobre las sesiones anteriores, así como el agradecimiento general por crear estos espacios de encuentro entre mujeres.

A continuación, para adentrarnos en la temática, realizamos un recordatorio de las sesiones anteriores, en las que hablamos de los roles de género y la controversia existente entre el acceso y el control a los recursos.

Luego, en pequeños grupos, nos hicimos algunas preguntas sobre un listado de situaciones, condiciones y enfermedades relacionadas con la salud: ¿es exclusiva o más frecuente en mujeres o en hombres?, ¿tenemos los mismos síntomas? ¿el diagnóstico de esa enfermedad es igual en hombres que en mujeres?, ¿recibimos los mismos tratamientos? ¿en quiénes tienen más efectividad los fármacos y por qué?. Con esta dinámica pudimos comprobar colectivamente cómo muchas enfermedades o condiciones tienen un importante componente social y cultural relacionado con los hábitos de vida y roles que desempeñamos hombres y mujeres, pero también con los sesgos de género que existen en la investigación, diagnóstico, abordaje y tratamiento de la salud.

En este sentido, las participantes apuntaron que la sociedad está cambiando y que muchos problemas de salud que eran “más de hombres”, ahora también lo comienzan a ser de mujeres y, sin embargo, tardan más en diagnosticarse por los prejuicios y una mirada sesgada sobre la salud. Así mismo, debatimos también sobre por qué se medicaliza tanto a las mujeres por ansiedad, depresión y otros problemas emocionales. Esto sirvió para reflexionar que, por un lado, tiene que ver con un sesgo en el diagnóstico pero, por otro lado, también por la sobrecarga y repercusión que tiene la inequidad de género en la salud de las mujeres. “Tiempo para tener tiempo”, decía una de las participantes invitando al resto de mujeres a la reflexión sobre la falta de control que tenemos de recursos de autocuidado, ocio y salud que nos ofrece la sociedad.

En definitiva… ¿qué podemos hacer? ¿donde podemos poner la voz las mujeres para tener una mejor salud? ¿qué acciones podemos llevar a cabo? Preguntas que dejamos pendientes para la próxima sesión de SaludFem, donde llevaremos a cabo la dinámica de “El árbol de la salud”, que nos permitirá definir algunas, nuestras, semillas con propuestas para mejorar nuestra salud.

Mujer de Guadix con «El árbol de la salud».

Escrito por: Irene Celada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *